Seleccionar página

Hace tiempo descubrí que estaba completamente enamorada de mi trabajo. Hoy puedo decir que es una de las mejores cosas que me han pasado en la vida; mi profesión es una parte muy importante del día a día y cada día me gusta más.

Mi trabajo es mi alegría, mi energía y lo cuido como si fuera mi bebé. Porque lo vi nacer y crece junto a mí. Por eso hoy quiero compartir esta historia contigo.

Empecé a dar clases de español por Skype hace más de dos años y actualmente trabajo a jornada completa, tengo mi propia escuela y disfruto de un trabajo flexible.

Como todos, empecé con miedos y muchas dudas. No tenía ni idea de cómo sería este excitante viaje, ni siquiera si podría llegar a vivir de este trabajo.  Ahora, en cambio, recuerdo esta época como muy lejana porque he comprobado algo muy importante: se puede vivir muy bien trabajando por Internet. En mi caso estoy totalmente convencida, no sólo porque recibo un buen salario por dar clases, sino porque tengo el trabajo de mis sueños.

«Al principio, cuando te lanzas, es normal tener miedos y dudas»

Cada día crece mi proyecto y es un placer ver cómo las ideas que tengo se hacen realidad. He descubierto que Internet es una ventana abierta al mundo y siento que todo lo que imagino se puede cumplir, ¡con mucho esfuerzo, claro! Cuando trabajas en algo que te gusta, la pasión es tan poderosa, que no puedes dejar de imaginar.

«Ahora, mi proyecto crece cada día y es un placer ver cómo mis ideas se hacen realidad»

Al pensar en esto siempre recuerdo esa frase de Confucio: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Y esto es exactamente lo que siento. A veces me enfado conmigo misma y pienso que tengo que descansar y bajar el ritmo, pero el trabajo es mi motivación y me mantiene activa, viva y alegre.

Cuando realmente sientes un proyecto como tuyo, te sientes feliz con lo que haces. Lo ves crecer y obtienes una gran recompensa que justifica todo el esfuerzo.

Por eso me he animado a recopilar en este artículo las principales razones por las que me gusta tanto mi trabajo.

1. Me da mucha libertad

Me siento libre en todos los ámbitos.

Elijo lo que quiero hacer

Puedo diseñar mis clases como quiero. Antes, cuando trabajaba en arquitectura (estudié una ingeniería técnica), siempre había un jefe o un cliente que me decía cómo tenía que hacer mi trabajo. Pero ahora es diferente.

«Yo decido cómo doy las clases y los clientes me buscan por mi forma de trabajar»

Todo esto me confiere una libertad inimaginable: me siento libre para crear, imaginar y, sobre todo, probar.

Elijo mi horario

Me parece increíble poder decidir cuándo quiero trabajar, realmente me da mucha flexibilidad. ¿Que necesito ir al médico? Pues voy cuando el médico está libre. ¿Que necesito unos días de vacaciones? Pues, organizándome, puedo estar libre en cualquier fecha. Y así con muchas situaciones.

«Puedo distribuir mi tiempo como quiera y ahora soy más productiva»

Elijo mi lugar de trabajo

Es una gran ventaja poder trabajar desde cualquier lugar del mundo. Si necesito estar una semana en otra ciudad, me llevo la “oficina” conmigo y me pongo a trabajar.

«Me siento afortunada por poder trabajar desde cualquier parte del mundo»

Elijo a mis clientes

Esto es maravilloso, porque me permite trabajar con quien realmente quiero trabajar. He conocido a alumnos increíbles a lo largo del camino.

Libertad económica:

«En ningún trabajo he recibido el salario que recibo ahora»

Esto me da mucha estabilidad, lo cual me tranquiliza. Y lo más importante de todo: sé que está funcionando y soy consciente de lo maravillo que es crecer y mejorar con el tiempo.

2. Me encanta enseñar y aprender

Me encanta enseñar, me encanta transmitir, me gusta compartir mis conocimientos. Adoro mi lengua nativa y me apasiona explicar las reglas de la gramática. Cuando voy a Toledo, y trabajo en casa de mi madre, ella siempre me pregunta: “¿pero estás hablando con una amiga o estás trabajando?”. Imagínate cuánto disfruto en las clases. Nos lo pasamos muy bien, nos reímos, disfrutamos juntos y, tras mucho tiempo dando clases, estoy convencida de que esta es la mejor manera de aprender. Porque cuando un estudiante se lo pasa bien, aprende mucho más y se siente más motivado.

Siempre estoy aprendiendo

Cada día aprendo algo nuevo. Gracias a mis estudiantes puedo conocer nuevas culturas, países y trabajos. Cada uno tiene una historia, trabaja en un área diferente y esto hace que descubra nuevos sectores y puestos que no sabía ni que existían. A veces, hasta siento que estoy asistiendo a una conferencia con un experto en un tema que desconozco, ¡es realmente enriquecedor!

Este trabajo también implica mejorar en organización y gestión de un negocio.  Es casi necesario estar al día sobre Internet, Marketing, WordPress (¡siempre hay plugins nuevos que instalar!)… Pero soy tan curiosa, que no puedo evitar que me guste.

3. Es muy gratificante

Este es el trabajo más gratificante que he tenido en mi vida. Para empezar, después de cada clase, los alumnos me dan las gracias. Y eso me hace sentir muy bien, pues me demuestran que valoran muchísimo mi trabajo.

«Que mis alumnos me den las gracias después de una clase le da sentido a lo que hago»

Trabajo con adultos y ellos son los que deciden que quieren aprender español, me eligen como profesora por lo que están muy motivados en cada clase. Quieren aprender, quieren mejorar, se esfuerzan en hacer las tareas. ¡Imagina! Tengo alumnos que, debido al cambio horario, reciben las clases a las 5 de la mañana y otros a las 11 de la noche, para poder estudiar conmigo, ¡es un esfuerzo increíble! Esto también me motiva a mí para entregarme al máximo con cada uno de ellos.

4. Siempre estoy creciendo. No hay límites

Me considero una persona inquieta y por eso siempre necesito crecer y mejorar. Este trabajo me lo permite y por eso es perfecto para mí. Gracias a él he crecido, he imaginado y mis ideas se han hecho realidad.

Miro atrás y es increíble la evolución. Comencé con un solo estudiante sin estar segura de si podría conseguir más. Tras unos meses, tuve que subir mis tarifas porque no tenía tiempo material para atenderlos a todos. ¡Y mírame ahora! Tengo personas esperando para dar clases y estoy inmersa en este nuevo proyecto para enseñar a otros profesores.

Tras unos meses, ¡dupliqué mis tarifas porque muchos querían aprender conmigo y no tenía tiempo para atenderlos a todos!

Hice un programa de inmersión que me dio la oportunidad de conocer a mis estudiantes. Su reacción fue muy graciosa cuando preguntaron “¿Cómo es Beatriz en la realidad?”. Y un alumno dijo: “Pues igual pero con piernas”. Es una suerte poder ser yo misma y mostrarme como soy cada día en todas mis clases.

5. Las personas que estoy conociendo

alumnosybloggers

Me siento muy acompañada

Bloggers

¡No me siento sola trabajando! Porque en Internet no estás solo. Somos muchos los que trabajamos online y es muy interesante cuando nos reunimos para ver todos los proyectos, compartiendo, además, nuestro amor por lo que hacemos.

«Conocer a gente que lucha por sus sueños es una suerte y me da mucha fuerza para continuar con mi proyecto con ganas e ilusión»

Especialmente interesantes son los encuentros con otros bloggers:  ¡es un auténtico chute de energía! Nos retroalimentamos en cada encuentro y nos vamos a casa con extra de motivación.

Trabajar online ha traído personas increíbles a mi vida. Especialmente, a mis chicas del Mastermind: Ana y Rosa, a quienes quiero con locura. En ellas me apoyo a cada paso del camino y juntas soñamos, crecemos y nos ilusionamos.

Mis estudiantes

Son muy especiales para mí y marcan la diferencia en mi trabajo. A lo largo del tiempo, he tenido la suerte de conocer a muchos de ellos y la experiencia ha resultado increíble.

Este trabajo también me ha permitido conocer a otros profesores y lectores que se animan a saludar y a compartir su día a día conmigo.

Esta es mi historia, una prueba de que con esfuerzo e ilusión, se pueden conseguir cosas maravillosas. ¡Qué bonito y gratificante es poder trabajar en lo que realmente me gusta! Ahora sólo me queda preguntarte: ¿trabajas en lo que te apasiona? ¡Adelante! Me encantaría conocer todos los detalles en los comentarios.

 

 

 

 

Compartimos información única con nuestros suscriptores.

¿Te unes a nosotros?